BIENVENIDA A LA ESCUELA COSMOSÓPHICA

EL ESPÍRITU DE LA ESCUELA


La Escuela a la cual puedes acceder a través de este espacio, la denominamos también como Escuela de la Vida. Entendiendo como Vida, todo proceso de evolución de la totalidad del Ser. Solamente se evoluciona a través del sentir,  Las Escuelas de la Vida Originales, mostraban justamente eso, como la Mente tiene que rendirse al Corazón y fluir con la inmensidad de los Caminos trazados magistralmente, por un Plan Incognoscible, que nos conduce  a las metas más elevadas, jamás imaginables.
Sólo, comprendiendo los Procesos y las Causas-Efectos de Todo, la Finalidad de ese todo Ser, se hace clara y diáfana.
A través de nuestro ingreso como alumnas, en la Orden Alpha-Omega de los Mundos Melkizedek, que en estos momentos se encuentra en la Cuarta Dimensión, hemos podido acceder a información muy importante para hacer consciente los procesos de los momentos actuales que estamos viviendo, es decir, disponer de una mayor visión de esta transformación de cáliz cósmico. Hemos finalizado la etapa kármica de todo el Universo y penetramos en la Quinta etapa, la de la consolidación dhármica. Sentimos, que esta información tiene que llegar a todos los que verdaderamente están interesados en la autoconsciencia, es decir, en la responsabilidad ante la propia Vida, con respecto al Cosmos y a uno mismo.
La síntesis global se ha producido, y de ella han surgido las uniones entre las Órdenes y también entre los Aspectos Él/Ella del Logos Solar. Sabemos ahora, que la Orden Melkizedek, así como el resto de Órdenes, nunca han caminado solas, sino de la mano de una Gran Orden Hermana. Esta Sagrada Orden se denomina la Orden de las Hathors. Las/los Hathors, existen en todos los Universos y sus funciones son visibles en todos los planos de manifestación. Esta Orden, diversa y compleja, está dirigida por  una de las más hermosas Entidades de la Creación, Ella es Heneas-Hathor, la Consorte del Gran Maestro Melkizedek. En estos momentos del Ahora Cuántico, se acaba de producir la fusión entre ambas expresiones de Vida, generándose así, una Unicidad clara hacía la que Todo lo que Existe, denotando que Todo tiene un fin en sí mismo. Podríamos afirmar que los/las Melkizedeks son los/las Arquitectos/as de los Templos y que las/los Hathors son las Sacerdotisas y los Sacerdotes de esos increíbles Templos, creando entre ambos la máxima expresión de Luz que refleja al mismo Dios, Aquel del que nada puede decirse.
El Continente – los Templos - no tienen sentido sino están colmados de Contenido – las Hathors. En esta fusión tenemos Contenido y Continente trabajando por y para el Plan en Sagrada e íntima Unión.
Esta Escuela, bajo la Dirección del propio Logos Solar y por expreso deseo de Melkizedec, va a dar a conocer a Heneas-Hathor y las Hathors, así como su incalculable contribución a la evolución de todos los Universos y del nuestro en particular. También, de como en todo este proceso vivido hasta ahora, ambas Órdenes han mantenido un movimiento sincrónico, generando un precioso baile con la más hermosa de las partituras.
Siempre que algo finaliza – como ocurre con este episodio - se tiene que dejar por escrito, lo vivido. Cada proceso se habrá vivido de múltiples formas, dependiendo de nuestra esencia y de nuestra experiencia, es así como lo interpretaremos.
Permitidnos dejar nuestra pequeña parte de una Verdad. Esa verdad que supone el más mágico y fascinante viaje estelar que nos podamos imaginar. Este maravilloso viaje se describe mediante el libro El Triple Códice de la Rosa - Estrella de Navegantes - donde podremos contemplar uno de los paisajes de la evolución de este increíble y mágico planeta y de la humanidad en particular, hasta el momento.
Por fin se desvelan los Misterios. La Osa Mayor que tanto nos ha entregado y tanto nos seguirá dando hasta el final, se desvela por fin y al desvelarse, podrá brillar con Toda su intensidad, sin nada que oculte su Verdad. Para que esto suceda Todos hemos tenido que hacer mucho.
Esperamos que la mágica aventura que aquí comienza, os fascine tanto como a nosotras. Con todo nuestro Amor: FELIZ VIAJE NAVEGANTES.

Núria y Carmen